miércoles, 17 de diciembre de 2014

"EL PADRE VILCHES"

                                              OLULA DEL RÍO
                                                  Comarca

                                       Párrocos de Olula del Río


                                       :::Andrés Vilches Ruiz :::

“EL PADRE VILCHES”

Fue éste sacerdote el que nos impartió el Sacramento del Matrimonio para hacernos pareja según la doctrina cristiana, ante los ojos de Dios a mi mujer y a mí. Corría el fin del año 1.975 y fijamos la boda para el 13 de diciembre. Vilches era un cura “progresista” y la ceremonia religiosa contó con innovaciones que no se venían practicando hasta entonces. Hizo participar al público, a los novios, a amigos y padrinos. Compartimos el pan y el vino del mismo Cáliz que acababa de consagrar, etc. Para mí la ceremonia resultó original y distinta y he de decir que me agradó porque rompía un rito tradicional, encasillado y poco innovador hasta entonces.

En Olula pasaba por ser un cura “libertino”. Su forma de impartir los actos religiosos y por dar un aire nuevo a una iglesia anquilosada que todavía respiraba trazas de nacional-catolicismo. Pero parte del pueblo aún no estaba preparado para aceptar una nueva manera de ejercer el sacerdocio del Padre Vilches, hasta entonces adelantado a la mente cerrada y tradicionalista de la Iglesia y mucho menos para el obispado.

Poner en práctica la misión salvadora de la iglesia con aires de cierta libertad supuso para él muchos problemas que el obispado no veía con agrado y que para él supuso una lucha constante con sus superiores religiosos hasta llegar a ser separado de la Institución Religiosa. Su situación se complicó aún más cuando decidió meterse en el mundo de la política. Este cóctel “molotov” revolucionó a una sociedad conservadora que todavía no había digerido los aires de libertad que por entonces empezábamos a respirar. El caso es que entre unas y otras circunstancias cayó en desgracia, desorganizó su vida y acabó muriendo de una manera trágica y fatal en un accidente de carretera. 

Para unos representaba la evolución lógica de una sociedad encasillada que necesitaba sacudirse mentalidades casposas heredadas de de un régimen dictatorial y obsoleto. Para otros, especialmente jóvenes, su figura infundía otros valores, otras formas, un aire nuevo de concebir la sociedad y la religión. Por ser adelantado a su época todo se vino abajo pagando con su vida la incomprensión y la falta de tolerancia de aquella sociedad y de sus dirigentes religiosos.

Vilches fue párroco hasta 1.983, en que fue suspendido de sus tareas eclesiásticas a raíz de su manifiesta simpatía por las ideas políticas social-demócratas. Siendo ya alcalde electo del Chirivel, su nombre saltó a los periódicos el 6 de marzo de 1.987. Supuestamente fue secuestrado y golpeado por el Comandante de Puesto de la Guardia Civil de Chirivel al ser interceptado en plena calle frente a su domicilio y después llevarle a un descampado donde fue brutalmente agredido y vejado. Sus paisanos repudiaron este hecho y cortaron el tráfico rodado durante una hora, la carretera Murcia-Granada, para concentrarse después ante el Cuartel de la Guardia Civil con gritos de desaprobación por la actitud de la Benemérita aunque los autores habían sido apartados y trasladados de urgencia a otros lugares. Mientras la Jefatura de la Guardia Civil de Almería estudiaba el expediente para conocer los detalles de la disparatada agresión. En Berja y en Turre, las autoridades municipales mostraron su desacuerdo a que fuesen destinados en sus municipios.

Vilches perdía la alcaldía por el PSOE de Chirivel , tras un año de difícil gobierno.

La oposición del PSOE y de Alianza Popular consiguieron arrebatarle el sillón presidencial del ayuntamiento de Chirivel. En 1.986 se presenta a las elecciones por un grupo Independiente manteniendo su concejalía pero ahora más centrado en su labor docente en el Instituto de Vélez Rubio. No tuvo reparos en denunciar ante la opinión pública la existencia de una operación de acoso a su persona por parte de la oposición. Socialistas y Aliancistas se opusieron a que el cura-alcalde percibiera mensualmente 120.000 pesetas por su dedicación exclusiva al consistorio.

Además de dejar de percibir los emolumentos como sacerdote, también abandonó su puesto como profesor de filosofía y letras en el Instituto de Vélez Rubio. Además se le criticaba de que siempre estaba rodeado de mujeres. Fuera como fuera lo cierto es que a sus 48 años y el lunes 6 de febrero fallecía violentamente al estrellarse su coche con un árbol hacia las dos de la madrugada en la carretera nacional 342 que une las localidades de Baza y Puerto Lumbreras a la altura del Kilómetro 126.50 en un paraje conocido como “El Vivero” situado a 500 metros del Cuartel de la Guardia Civil de su pueblo.


Juan Sánchez 2.014

No hay comentarios:

Publicar un comentario